oticias

Concierto Sinfónico Vespertino 3 de febrero 2019 con solista en piano

En el Conversatorio previo, el Maestro Saglimbeni, cuenta que se siente muy emocionado con la presentación del Concierto de la Sinfonía N° 10 de Shostakovich y la compara con el Concierto para Piano N° 2 en Fa mayor Op. 102.  La primera es una obra densa, negativa, de poesía política dura y sufrida; en cambio, la segunda son 20 minutos de frescura angelical, escrita antes de 1960 y posterior al la Décima. Son melodías lindas de grandes marchas dedicadas a su hijo Máximo. El segundo movimiento es una joya que imita la conversación de un padre y un hijo, con la jovialidad del niño.  El último movimiento tiene un toque sarcástico con un tema de arritmia vibrante.  Cuenta el maestro Saglimbeni que conoció al talentosísimo pianista, Luis Alberto Latorre, en el concurso Teresa Carreño de Venezuela y admira mucho su maestría musical al piano. 

En opinión de Álvaro Gallegos, ADN: «Shostakovich fue también central en la segunda presentación de la OSNCH, el domingo 3. Se repitió el programa del aniversario de la orquesta de comienzos de enero. La mayor claridad de la gran sala del Teatro del Lago potenció lo que en Santiago ya había sido ejemplar. Luis Alberto Latorre, con su conocido total control del teclado, revistió de aun mayor grandeza el Concierto No.2 del compositor ruso. Relucieron más los detalles y el ensamblaje junto a la orquesta. A diferencia de la capital, Latorre regaló un extraordinario bis: una ‘Consolación’ de Franz Liszt de ensueño.

En la segunda parte, interpretaron La Sinfonía N° 5 en Do menor Op. 67 de Ludwig van Beethoven.  Según el Maestro Saglimbeni resulta un reto tocar esta tan conocida sinfonía, ya que puede sonar rutinaria; es una obra de arte fantástica y su objetivo era hacerla sentir fresca, que apasione de nuevo; y vaya que lo logró magistralmente. 

Complementando con los comentarios al programa de Álvaro Gallegos:  La Quinta de Beethoven se suele considerar la sinfonía más famosa e influyente de la historia. Es una obra icónica, con aquel comienzo distintivo, inicio que legendariamente se ha descrito como el destino llamando a la puerta. La fuerza que la caracteriza está fundamentada en una combinación de concentración y unidad, impulso rítmico y una sensación de progresión desde la tragedia hasta el triunfo. Esto se expresa por el paso del do menor del primer movimiento al do mayor del triunfante final. Beethoven la comenzó a idear en 1804 tras haber acabado la Tercera Sinfonía. ​ Sin embargo, debía interrumpir su trabajo en la Quinta para preparar otras composiciones, incluyendo la primera versión de “Fidelio”, la Sonata “Appassionata”, los cuartetos de cuerdas Op.59, el Concierto para violín, el Concierto para piano n.º 4, la Cuarta Sinfonía y la Misa en do mayor. La preparación final de la Quinta Sinfonía, que tuvo lugar entre 1807 y 1808, fue llevada en paralelo con la Sexta Sinfonía, ambas obras fueron estrenadas en el mismo concierto.

Recalca Álvaro Gallegos, ADN:  la icónica Quinta Sinfonía de Beethoven, cuyo motivo inicial apareció como símbolo de esta versión 51 de las Semanas. Cuesta pensar en alguna otra interpretación reciente de esta pieza en nuestro suelo que haya sido tan acendrada, tan pura, tan épica, como la vivida en manos de la OSNCH y Saglimbeni.

Fotografías: Osvaldo Guerrero Águila 

LUIS ALBERTO LATORRE, SOLISTA EN PIANO

Músico y pianista chileno con estudios en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.

Ha participado como solista frente a las principales orquestas sinfónicas del país y ha realizado innumerables recitales de piano como también conciertos de música de cámara. Además, su vocación pedagógica lo ha llevado a realizar clases en diversas instituciones del país.

Ha obtenido el primero lugar en concursos como el Concurso Latioamericano de Piano Teresa Carreño, Caracas, Venezuela en 1981; y el Premio de la Sociedad de Compositores de Chile como reconocimiento a su trabajo en el estudio y ejecución de la música chilena, en 2000.

Internacionalmente destaca una serie de recitales en la Temporada de Conciertos 2008 y 2013 del Policontri Classica en Torino, Italia, como también la gira a diversas ciudades de Alemania junto al Ensamble UV, que dirige Aliocha Solovera y a Viena, (Universität für Musik und Darstellende kunst Wien), en el Encuentro “Neue Musik” realizado en la sala Joseph Haydn-Sal, Viena, Austria, en 2016.

En 2016 obtuvo el Premio a la Música Nacional Presidente de la República. Actualmente es pianista solista de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile y Profesor en el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile.  

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on print
  • +56 (65) 242 13 86
  • comunicaciones@semanasmusicales.cl
  • Avenida Arturo Alessandri 153, 2do. Piso, Frutillar

BoletIn trimestral

© Semanas Musicales Frutillar Todos los derechos Reservados | Desarrollado por Luis Camilo